Algunas personas requieren de cuidados y tratamientos especiales en sus pies, como; Diabéticos, Amputados, Hemipléjicos, Bailarines o Deportista de Alto Rendimiento, entre otros.

Para ello se adoptan técnicas conjuntas de ortopodología y enfermería según sea la actividad del paciente su patología y/o lesión a tratar, así se evita que el paciente permanezca internado en centros hospitalario durante días o semanas. Además de estas ventajas puede deambular y autovalerse